Carillas de resina - Clinica Dental Sonrisa Segura
logo whatsApp
Rehabilitación Oral

 
Las carillas de resina son una solución estética que se utiliza para mejorar la apariencia de los dientes. Estas son láminas delgadas que se adhieren a la superficie de los dientes y pueden corregir una variedad de problemas cosméticos, incluyendo manchas, decoloración, fracturas, astillas y desgaste dental. A diferencia de las carillas de porcelana, las carillas de resina se pueden colocar en una sola sesión y son menos costosas.

¿Cómo se colocan las carillas de resina?

El proceso para colocar las carillas de resina es relativamente sencillo. Primero, el dentista prepara los dientes tratando la superficie con un ácido suave para asegurar una buena adhesión de la resina. Luego, aplica una capa de resina compuesta del color adecuado para que se adapte a los dientes del paciente. A continuación, el dentista moldea y esculpe la resina para darle la forma deseada y finalmente, la fija a los dientes utilizando una luz especial que activa el endurecimiento de la resina. Una vez que la resina se ha endurecido, se realiza un último ajuste y pulido para lograr el aspecto y la forma adecuada. Con esto, las carillas de resina quedan fijadas en los dientes del paciente y listas para su uso estético.
 

 

¿Cuáles son las ventajas?

Las carillas de resina ofrecen varias ventajas sobre otros tipos de carillas dentales:

  • Se pueden colocar en una sola sesión dental.
  • Son más económicas que las carillas de porcelana.
  • No se requiere tanta preparación dental como con las carillas de porcelana.
  • Pueden repararse fácilmente si se astillan o se dañan
  • Son menos invasivas y dolorosas que otros procedimientos cosméticos, como el blanqueamiento dental o la colocación de coronas.
¿Cuáles son las limitaciones?

Las carillas de resina también tienen algunas limitaciones que debes tener en cuenta antes de decidirte por este procedimiento:

  • No duran tanto como las carillas de porcelana.
  • Pueden mancharse o decolorarse con el tiempo.
  • Pueden astillarse o romperse si se someten a una tensión excesiva.
  • No son tan resistentes como las carillas de porcelana.
Conclusión:

Las carillas de resina son láminas delgadas que se adhieren a la superficie de los dientes para mejorar su apariencia. Este proceso se puede realizar en una sola sesión y es menos costoso que las carillas de porcelana. Las carillas de resina requieren menos preparación dental y son menos invasivas y dolorosas que otros procedimientos cosméticos. Sin embargo, tienen algunas limitaciones, como una duración más corta, la posibilidad de manchas o decoloración con el tiempo y menor resistencia que las carillas de porcelana. Es importante hablar con un dentista sobre las opciones disponibles y decidir qué tratamiento es el mejor para tus necesidades.