Caries: ¿Como curarlos? - Clinica Dental Sonrisa Segura
logo whatsApp
General

 

Introducción

Las caries dentales son una de las afecciones bucales más comunes y pueden afectar a personas de todas las edades. Si bien prevenir es fundamental, en ocasiones pueden aparecer a pesar de nuestros esfuerzos. Afortunadamente, en etapas tempranas son tratables y es posible curarlas con el cuidado adecuado. En este blog, aprenderemos qué son, cómo se forman y los pasos para curarlas y recuperar una sonrisa saludable.

Entendiendo las Caries Dentales

También conocidas como cavidades, son áreas de desmineralización en el esmalte dental que se producen debido a la acción de las bacterias presentes en la placa dental. Las bacterias producen ácidos al digerir los restos de alimentos, y estos ácidos pueden dañar el esmalte dental, formando pequeñas cavidades en los dientes.

Formación de las Caries

Aquí se explica el proceso de formación de las caries:

  1. Placa Dental: Las caries comienzan con la placa dental, una película incolora y pegajosa compuesta por bacterias, restos de alimentos y saliva. Estas bacterias descomponen los carbohidratos de los alimentos, produciendo ácidos que atacan el esmalte dental.
  2. Desmineralización: Cuando los ácidos de la placa dental atacan el esmalte, desmineralizan o debilitan la superficie del diente. El esmalte es la capa más externa y protectora de un diente.
  3. Formación de Lesiones Iniciales: A medida que la desmineralización progresa, se pueden formar lesiones iniciales en el esmalte dental. Estas lesiones son áreas donde el esmalte se ha vuelto poroso y más vulnerable a la caries.
  4. Avance de las Lesiones: Si no se controla, la caries puede avanzar a través del esmalte y llegar a las capas más profundas del diente, como la dentina y la pulpa. La dentina es menos resistente a los ácidos y las bacterias, lo que acelera la propagación de la caries.
  5. Síntomas: A medida que las caries progresan, pueden causar síntomas como sensibilidad dental al frío o al calor, dolor al masticar, cambios en la apariencia del diente y mal aliento.
  6. Cavidades Dentales: Si no se trata, las caries pueden formar cavidades dentales, que son agujeros en el diente. Estas cavidades pueden continuar expandiéndose y dañar las estructuras internas del diente.
  7. Infección y Absceso: En casos graves, las caries pueden llevar a infecciones dentales y abscesos, que son acumulaciones de pus en las encías. Esto puede causar dolor intenso y requerir tratamiento dental urgente.
  8. Tratamiento: El tratamiento para las caries generalmente implica la eliminación del tejido dañado y la restauración del diente. Esto se hace a través de procedimientos como empastes dentales o endodoncia si la pulpa del diente está afectada.
  9. Prevención: La prevención es clave para evitar la formación de caries. Esto incluye una buena higiene oral, cepillado y uso de hilo dental regular, una dieta equilibrada con limitación de azúcares y visitas regulares al dentista para revisiones y limpiezas.

Detección Temprana de las Caries

La detección temprana es clave para un tratamiento efectivo y minimizar el daño a los dientes. Los signos comunes incluyen sensibilidad dental, manchas blancas en el esmalte, dolor al masticar o al tomar alimentos calientes o fríos, y la presencia de orificios visibles en los dientes.

Paso 1: Consulta con el Dentista
  1. Programación de la Cita: El primer paso para una consulta con el dentista es programar una cita. Esto se puede hacer a través de una llamada telefónica a la clínica dental o en línea, dependiendo de la disponibilidad de opciones en la clínica.
  2. Exploración y Evaluación: El dentista llevará a cabo una exploración oral completa. Usará instrumentos especiales, como espejos y sondas, para revisar tus dientes, encías, lengua, paladar y otras áreas de la boca. Esto permite detectar problemas como caries, enfermedades de las encías, infecciones o anomalías en la boca.
  3. Radiografías: En algunos casos, el dentista puede ordenar radiografías dentales para obtener una imagen más detallada de tus dientes y estructuras óseas. Estas imágenes son útiles para diagnosticar problemas que no son visibles a simple vista.
  4. Diagnóstico: Basado en la exploración y las radiografías, el dentista te dará un diagnóstico de tu salud bucal. Te explicará cualquier problema o afección que haya identificado y discutirá las opciones de tratamiento disponibles.
  5. Plan de Tratamiento: Si es necesario realizar tratamientos, el dentista te presentará un plan de tratamiento que puede incluir procedimientos como limpiezas dentales, obturaciones, extracciones, ortodoncia u otros tratamientos especializados.
  6. Discusión y Preguntas: Tendrás la oportunidad de hacer preguntas y discutir tus inquietudes con el dentista. Es importante aprovechar este tiempo para aclarar cualquier duda que puedas tener sobre tu salud bucal.
  7. Costos y Seguro: El personal de la clínica dental te proporcionará información sobre los costos de los tratamientos y cómo se manejan los pagos. También te ayudarán a entender cómo tu seguro dental puede cubrir los gastos.
  8. Programación de Citas de Tratamiento: Si se requieren tratamientos adicionales, programarás citas de seguimiento para realizarlos. El personal de la clínica te ayudará a coordinar estas citas.
Paso 2: Eliminación de las Caries

El proceso de eliminación de las caries es esencial para detener el avance de la enfermedad dental y preservar la salud y funcionalidad de los dientes. A continuación, te proporcionaré información detallada sobre este procedimiento:

  1. Anestesia Local: Para garantizar que el paciente esté cómodo y libre de dolor durante el procedimiento, se administra anestesia local en la zona afectada. Esto adormecerá el área y asegurará que el paciente no sienta molestias.
  2. Eliminación del Tejido Dental Dañado: El siguiente paso implica la eliminación del tejido dental dañado. El dentista utiliza instrumentos dentales especializados, como taladros dentales, para retirar la caries. Es importante eliminar todo el tejido afectado para prevenir que la caries continúe su avance.
Paso 3: Restauración Dental

Después de eliminar las caries, es necesario restaurar el diente para devolverle su forma y función. Las opciones de restauración pueden incluir empastes de resina compuesta, incrustaciones, coronas o tratamientos más avanzados, dependiendo de la gravedad y el tamaño de la cavidad. A continuación, te proporcionaré información detallada sobre este procedimiento:

  1. Preparación de la Cavidad: Una vez que se ha eliminado toda la caries, se prepara la cavidad resultante para la futura restauración. Esto puede implicar la creación de una forma específica para que la restauración, como una obturación dental o una corona, se ajuste de manera segura.
  2. Selección de Material de Relleno: El dentista selecciona el material adecuado para rellenar la cavidad dental. Las opciones comunes incluyen obturaciones de amalgama, resina compuesta o cerámica, dependiendo de la ubicación y el tamaño de la caries, así como de las preferencias del paciente.
  3. Relleno de la Cavidad: El material de relleno elegido se coloca cuidadosamente en la cavidad preparada y se moldea para que se ajuste de manera adecuada. El dentista asegura que el relleno sea compatible con la mordida del paciente.
  4. Pulido y Ajuste: Después de colocar el relleno, se pule para que tenga una superficie suave y se ajusta para garantizar que el paciente pueda morder y masticar de manera normal.
  5. Evaluación Final: El dentista evalúa la restauración para asegurarse de que se haya realizado de manera efectiva y que se haya logrado una mordida cómoda y funcional.

 

Paso 4: Cuidado y Prevención

Aquí te presento información relevante sobre cómo cuidar y prevenir las caries:

Cepillado y Uso de Hilo Dental:

  1. Cepillado Regular: El cepillado dental es esencial para eliminar la placa bacteriana y los restos de alimentos. Debes cepillarte al menos dos veces al día, preferiblemente después de las comidas principales.
  2. Técnica de Cepillado: Utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves o medianas y una pasta dental con flúor. Cepilla todas las superficies de los dientes, prestando atención a las áreas de difícil acceso, como la línea de las encías y la parte posterior de los molares.
  3. Uso de Hilo Dental: El hilo dental es esencial para eliminar los restos de alimentos y la placa dental entre los dientes y en áreas donde el cepillo no puede alcanzar. Debes usarlo al menos una vez al día.

Alimentación Saludable:

  1. Limita el Consumo de Azúcar: Los azúcares y carbohidratos refinados pueden alimentar las bacterias que causan caries. Limita la ingesta de alimentos y bebidas azucaradas, como refrescos y dulces.
  2. Consumo de Alimentos Saludables: Opta por una dieta equilibrada que incluya frutas, verduras, proteínas magras y productos lácteos bajos en grasa. Estos alimentos pueden fortalecer tus dientes y encías.

Flúor:

  1. Uso de Productos con Flúor: El flúor es un mineral que fortalece el esmalte dental y lo hace más resistente a la erosión ácida. Utiliza pasta dental y enjuagues bucales con flúor para fortalecer tus dientes.
  2. Aplicaciones de Flúor: Consulta a tu dentista sobre la posibilidad de aplicaciones de flúor profesionales para una protección adicional.

Visitas al Dentista:

  1. Revisiones Regulares: Programa visitas regulares al dentista, al menos una vez al año, para exámenes dentales y limpiezas profesionales.
  2. Tratamiento Temprano: Si tu dentista detecta caries en una etapa temprana, el tratamiento será menos invasivo y costoso.

Selladores Dentales:

  1. Aplicación de Selladores: Los selladores dentales son capas protectoras aplicadas en las superficies masticatorias de los molares. Ayudan a prevenir la acumulación de placa y caries en estas áreas.

Evitar Malos Hábitos:

  1. Evita el Tabaco: El tabaco y el consumo excesivo de alcohol pueden aumentar el riesgo de caries y otros problemas dentales.
  2. Evita el Bruxismo: El rechinar de dientes puede dañar el esmalte dental. Si sufres de bruxismo, considera el uso de una férula dental.
Conclusiones Finales

Curar las caries es posible con la atención adecuada y la intervención oportuna. La detección temprana y el tratamiento de las caries son fundamentales para preservar la salud y la funcionalidad de los dientes. Al seguir una buena higiene oral y mantener visitas regulares al dentista, podrás disfrutar de una sonrisa sana y libre de caries. Recuerda que la prevención es siempre la mejor opción, así que no olvides cuidar de tu salud bucal y mantener una sonrisa radiante durante toda la vida.