Diente impactado - Clinica Dental Sonrisa Segura
logo whatsApp
Cirugía Maxilofacial

 

Introducción

Es aquel que no ha logrado emerger completamente a través de las encías y permanece parcialmente o completamente cubierto por el tejido gingival. Este problema dental puede afectar tanto a dientes permanentes como a dientes de leche. Puede causar molestias y problemas dentales si no se trata adecuadamente. En este blog, exploraremos en qué consiste, las posibles causas, los síntomas asociados y los tratamientos disponibles para abordar esta condición.

¿Qué es un Diente Impactado?

Es aquel que, debido a diversas razones, no ha logrado erupcionar completamente a través de las encías. En condiciones normales, los dientes permanentes y de leche deben emerger gradualmente en la boca a medida que se desarrollan y reemplazan a los dientes de leche. Sin embargo, en algunos casos, los dientes pueden quedar atrapados bajo las encías y no logran hacer su erupción completa.

Causas del Diente Impactado

Esto puede ocurrir por varias razones, y las causas de un diente impactado pueden variar. A continuación, se describen algunas de las causas más comunes:

– Falta de Espacio: Una de las razas más comunes del diente impactado es la falta de espacio en la mandíbula o el maxilar para que el diente erupcione correctamente. Esto puede deberse a una mandíbula estrecha o al crecimiento anormal de los dientes.

– Dientes Suplementarios: A veces, una persona puede tener dientes supernumerarios, lo que significa que tienen dientes adicionales más allá de los 32 dientes permanentes normales. Estos dientes adicionales pueden bloquear o dificultar la erupción de otros dientes.

– Obstrucciones: En algunos casos, obstrucciones físicas, como tumores, cálculos salivales o quistes, pueden impedir la erupción normal de un diente.

– Angulación Incorrecta: La angulación incorrecta de un diente en el hueso puede hacer que no pueda erupcionar adecuadamente. Esto puede ser causado por una variedad de factores, como un diente que gira en el proceso de erupción.

– Dientes Impactados de Sabiduría: Los terceros molares, comúnmente conocidos como dientes de sabiduría, a menudo se impactan debido a la falta de espacio en la mandíbula. Estos dientes suelen ser extraídos para evitar problemas dentales futuros.

– Tejido Gingival Excesivo: A veces, el tejido gingival (encías) puede crecer de manera excesiva y cubrir parcial o totalmente un diente, impidiendo su erupción.

– Factores Genéticos: La predisposición genética también puede influir en la probabilidad de que alguien desarrolle dientes impactados.

– Traumatismo Dental: Un traumatismo dental, como un golpe en la boca, puede causar daño a un diente en desarrollo y dificultar su erupción normal.

Es importante señalar que los dientes impactados pueden causar una serie de problemas dentales y de salud oral, como dolor, infecciones, apiñamiento dental y maloclusión.

Síntomas del Diente Impactado

Aquí hay una descripción de los síntomas más comunes asociados con un diente impactado:

– Dolor y Molestias: El dolor es uno de los síntomas más notables de un diente impactado. Puedes experimentar un dolor constante o intermitente en la región del diente afectado. El dolor puede variar desde un malestar leve hasta un dolor intenso.

– Hinchazón y Sensibilidad: La zona alrededor del diente impactado puede inflamarse y volverse sensible al tacto. Esto puede hacer que masticar, hablar o incluso tocar la zona sea doloroso.

– Higiene Dental Deficiente: Debido a la posición del diente impactado, es posible que sea difícil cepillarlo y mantenerlo limpio. Esto puede llevar a problemas adicionales, como la acumulación de placa y caries dental en los dientes vecinos.

– Inflamación de las Encías: Las encías que rodean el diente impactado a menudo se inflaman y pueden enrojecerse. Esto se debe a la presión ejercida por el diente impactado contra las encías.

– Mal Aliento (Halitosis): La acumulación de bacterias y la dificultad para mantener una higiene adecuada pueden dar lugar a un mal aliento persistente.

– Infección Dental (Pericoronaritis): En algunos casos, un diente impactado puede estar parcialmente cubierto por la encía, lo que crea un bolsillo en el que las bacterias pueden proliferar y causar una infección llamada pericoronaritis. Los síntomas de esta infección incluyen dolor, hinchazón, mal sabor en la boca y fiebre baja.

– Cambios en la Mordida: En casos graves, un diente impactado puede afectar la forma en que los dientes superiores e inferiores encajan, lo que puede dar lugar a problemas de mordida.

– Dolor de Oído o de Cabeza: El dolor referido desde un diente impactado puede irradiar hacia el oído o la cabeza, lo que a menudo causa molestias adicionales.

Es importante destacar que los síntomas de un diente impactado pueden variar según la posición del diente y la gravedad del impacto.

Tipos Comunes de Dientes Impactados

Los dientes que con mayor frecuencia pueden quedar impactados son:

– Molares del Juicio: Los terceros molares, comúnmente conocidos como molares del juicio, son los dientes que con mayor frecuencia quedan impactados debido a la falta de espacio en la mandíbula.

– Caninos Superiores: Los caninos superiores también pueden quedar impactados, especialmente si no encuentran la trayectoria adecuada para erupcionar en su posición normal.

 

Tratamientos para el Diente Impactado

El tratamiento dependerá del tipo de diente afectado y de su posición en la boca. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

– Extracción Dental: En el caso de los molares del juicio y otros dientes impactados que causan molestias o problemas dentales, la extracción puede ser una opción para evitar complicaciones futuras.

– Exposición y Colocación Ortodóncica: Si un diente está bloqueado por el tejido gingival o por otros dientes, se puede realizar una cirugía de exposición para acceder al diente y luego se puede utilizar un aparato ortodóncico para guiar su erupción a la posición correcta.

– Monitoreo Regular: En algunos casos, especialmente cuando el diente no causa problemas inmediatos, el odontólogo puede optar por monitorear la situación a lo largo del tiempo para evaluar si se necesita algún tratamiento en el futuro.

Prevención del Diente Impactado

La prevención puede ser complicada, ya que algunas causas, como la falta de espacio en la mandíbula, pueden ser difíciles de evitar. Sin embargo, mantener una adecuada atención dental y acudir a exámenes dentales regulares puede ayudar a detectar problemas en etapas tempranas y abordar cualquier situación que pueda llevar a un diente impactado.

Aquí tienes algunas formas de prevenir el diente impactado:

– Visitas regulares al dentista: Programa revisiones dentales regulares desde una edad temprana, incluso antes de que los dientes permanentes comiencen a emerger. El dentista puede evaluar el crecimiento de los dientes y detectar signos tempranos de problemas de erupción.

– Radiografías dentales: Las radiografías dentales pueden ser útiles para evaluar la posición y el desarrollo de los dientes permanentes. Estas imágenes pueden ayudar a identificar dientes impactados o problemas de erupción antes de que se vuelvan graves.

– Tratamiento temprano de problemas ortodónticos: Si se detectan problemas de alineación dental o de espacio durante las revisiones dentales, considera el tratamiento ortodóntico temprano. Los aparatos ortodónticos pueden ayudar a crear espacio para los dientes permanentes y guiar su erupción adecuada.

– Higiene oral adecuada: Mantén una buena higiene oral desde una edad temprana para prevenir la caries dental y las infecciones que podrían interferir con la erupción de los dientes. Esto incluye cepillarse los dientes dos veces al día y usar hilo dental regularmente.

– Evitar el hábito de chuparse el dedo o el chupete: Estos hábitos pueden afectar la posición de los dientes y la alineación de la mandíbula, lo que aumenta el riesgo de dientes impactados.

Conclusión

Un diente impactado es aquel que no ha logrado emerger completamente a través de las encías y puede causar molestias y problemas dentales. Las causas del diente impactado pueden variar, y los síntomas pueden incluir dolor, hinchazón y dificultad al masticar. El tratamiento dependerá del tipo de diente impactado y de su posición en la boca, pudiendo incluir la extracción dental o la cirugía de exposición y colocación ortodóncica. La prevención del diente impactado puede ser complicada, pero mantener una adecuada atención dental y acudir a exámenes dentales regulares puede ayudar a detectar problemas en etapas tempranas. Si sospechas que tienes un diente impactado o experimentas síntomas asociados, no dudes en consultar a tu odontólogo para recibir una evaluación y obtener las recomendaciones adecuadas para tu caso. La atención oportuna y el tratamiento adecuado pueden ayudar a evitar complicaciones y mantener una sonrisa saludable y funcional a lo largo del tiempo. ¡Cuida de tus dientes y disfruta de una óptima salud oral!