Tercera Molar: Exodoncia - Clinica Dental Sonrisa Segura
logo whatsApp
Cirugía Maxilofacial

 

Introducción:

La muela del juicio, también conocida como tercera molar, es un tema comúnmente discutido en el ámbito de la odontología. La aparición de estas muelas puede generar preocupación y dudas en muchas personas. En este blog, te proporcionaremos información completa, su aparición, posibles problemas asociados y la importancia de su extracción cuando es necesario.

¿Qué es la Tercera Molar?

La muela del juicio, también conocida como tercer molar, es un tipo de diente que se encuentra en la parte posterior de la boca. Por lo general, las personas tienen cuatro molares del juicio, uno en cada esquina de la boca: dos en la parte superior y dos en la parte inferior. Estos dientes suelen ser los últimos en erupcionar, por lo general, durante la adolescencia o en la primera etapa de la adultez, generalmente entre los 17 y 25 años.

La muela del juicio es llamada así debido a la creencia de que erupciona en un momento en la vida de una persona en el que se supone que ya se ha adquirido un mayor juicio o madurez. Sin embargo, la erupción de las muelas del juicio a menudo está acompañada de una serie de problemas y molestias

Problemas asociados con la muela del juicio

Aquí tienes información sobre los problemas comunes relacionados con las muelas del juicio:

  1. Impactación Dental: Uno de los problemas más frecuentes es la impactación dental, que ocurre cuando las muelas del juicio no pueden erupcionar completamente debido a la falta de espacio en la boca o a su posición incorrecta. Esto puede llevar a que las muelas queden atrapadas debajo de las encías o los huesos circundantes.
  2. Dolor y Molestias: Las muelas del juicio impactadas a menudo causan dolor y molestias. Puedes experimentar dolor en la mandíbula, la oreja, el cuello o el lado de la cara afectado. La inflamación y la irritación en la encía que rodea la muela también son comunes.
  3. Infección: La impactación dental puede aumentar el riesgo de infección en la zona. Las bacterias pueden quedar atrapadas alrededor de la muela del juicio, lo que puede provocar inflamación, dolor e infección, lo que se conoce como pericoronitis.
  4. Crecimiento Incorrecto: En algunos casos, las muelas del juicio pueden crecer en una dirección incorrecta, presionando o desplazando otros dientes. Esto puede causar desalineación dental, lo que requiere tratamiento ortodóntico.
  5. Quistes y Tumores: Aunque menos comunes, las muelas del juicio impactadas también pueden llevar al desarrollo de quistes o tumores en el área circundante. Estas condiciones requieren atención médica inmediata.
  6. Dificultad para la Higiene Dental: Las muelas del juicio en áreas de difícil acceso pueden dificultar la limpieza dental adecuada. Esto puede aumentar el riesgo de caries dental y enfermedad de las encías.
  7. Dolor de Cabeza: El dolor en las muelas del juicio impactadas puede irradiar hacia la cabeza y el cuello, lo que puede dar lugar a dolores de cabeza frecuentes.
  8. Problemas de Alimentación: Los problemas con las muelas del juicio pueden dificultar la masticación y la deglución de alimentos. Esto puede llevar a una dieta limitada y pérdida de peso no deseada.
  9. Crecimiento de Abscesos: En casos más graves, la infección alrededor de las muelas del juicio puede llevar a la formación de abscesos, que son acumulaciones de pus. Estos abscesos pueden ser muy dolorosos y requieren tratamiento urgente.

 

 

Importancia de la extracción de la muela del juicio

La importancia de la extracción de las muelas del juicio radica en varios factores clave:

  1. Prevención de Problemas Dentales: Las muelas del juicio a menudo no tienen suficiente espacio en la mandíbula para erupcionar adecuadamente. Esto puede llevar a que queden impactadas, lo que significa que no pueden emerger completamente. Las muelas del juicio impactadas pueden causar una serie de problemas, como dolor, hinchazón y enrojecimiento en la zona afectada, así como la inflamación de las encías. La extracción de estas muelas previene estos problemas y alivia el malestar.
  2. Dolor y Malestar: Las muelas del juicio impactadas pueden causar un dolor agudo y malestar en la mandíbula, la boca y el cuello. Este dolor puede ser intermitente o constante y puede dificultar la masticación y la apertura de la boca. La extracción de las muelas del juicio alivia este dolor y mejora la calidad de vida del paciente.
  3. Daño a Dientes Vecinos: Las muelas del juicio impactadas pueden presionar o empujar a los dientes vecinos, lo que puede resultar en el desplazamiento de los dientes y la maloclusión dental. La extracción de las muelas del juicio evita este tipo de daño a la dentición existente.
  4. Infecciones y Abscesos: Las muelas del juicio impactadas son propensas a infecciones y la formación de abscesos dentales. Estas infecciones pueden extenderse a las estructuras adyacentes, como las encías y el hueso. La extracción oportuna de las muelas del juicio evita infecciones dolorosas y graves.
  5. Preservación del Espacio: La extracción de las muelas del juicio impactadas o que puedan causar problemas futuros preserva el espacio en la boca. Esto es especialmente importante si se considera la posibilidad de ortodoncia en el futuro, ya que se evitan desplazamientos dentales no deseados.
  6. Cirugía Preventiva: La extracción de las muelas del juicio a menudo se considera una medida preventiva que puede evitar procedimientos dentales más invasivos y costosos en el futuro.
  7. Mejora de la Higiene Bucal: Las muelas del juicio suelen ubicarse en la parte posterior de la boca, lo que dificulta la limpieza adecuada. La acumulación de placa y restos de alimentos alrededor de estas muelas puede aumentar el riesgo de caries y enfermedad de las encías. La extracción de las muelas del juicio mejora la higiene bucal.

 

Proceso de la extracción de la muela del juicio

Aquí te presento un resumen del proceso de extracción de la muela del juicio:

1. Evaluación inicial: El proceso comienza con una evaluación por parte de un dentista u odontólogo. Se realizan radiografías para determinar la posición y orientación de la muela del juicio, así como su relación con otros dientes y estructuras circundantes. En base a esta evaluación, se decide si la extracción es necesaria.

2. Preparación del paciente: Antes de la cirugía, el paciente recibe instrucciones sobre la preparación para el procedimiento, que pueden incluir restricciones en la alimentación y el consumo de líquidos antes de la cirugía, así como la suspensión de ciertos medicamentos que puedan aumentar el riesgo de sangrado.

3. Anestesia: Durante la cirugía, se utiliza anestesia local para adormecer la zona de la muela del juicio. En algunos casos, se puede optar por la anestesia general, especialmente si se están extrayendo múltiples muelas del juicio a la vez o si la situación es más compleja.

4. Extracción: El cirujano o dentista utiliza instrumentos especializados para aflojar la muela del juicio de su posición en el hueso y las encías. En algunos casos, la muela del juicio se divide en secciones más pequeñas para facilitar su extracción. Durante este proceso, el paciente no debe sentir dolor debido a la anestesia.

5. Sutura y hemostasia: Después de la extracción, se puede aplicar una sutura (puntos) para cerrar la herida si es necesario. También se toman medidas para detener cualquier sangrado. El paciente puede recibir instrucciones sobre cómo cuidar la herida durante la recuperación.

6. Recuperación: Tras la cirugía, el paciente se recupera en una sala de recuperación y se le observa para asegurarse de que no haya complicaciones inmediatas. Se proporcionan instrucciones de cuidado posterior, incluyendo el uso de analgésicos y la aplicación de hielo para reducir la hinchazón.

7. Seguimiento: Después de la cirugía, se programan citas de seguimiento para verificar la cicatrización y asegurarse de que el paciente se está recuperando adecuadamente. Se pueden retirar las suturas en un momento posterior si se han aplicado.

 

Conclusión: 

La Tercera Molar puede ser motivo de preocupación debido a los problemas asociados que puede generar. Si experimentas dolor, molestias o sospechas que tus muelas del juicio están impactadas, es importante acudir a un dentista para una evaluación. La extracción de la muela del juicio, cuando es necesaria, puede aliviar el dolor, prevenir complicaciones futuras y mejorar la salud bucal en general. No dudes en consultar a un profesional dental para obtener más información sobre tu situación particular y tomar la mejor decisión para tu salud oral.