Frenillo labial - Clinica Dental Sonrisa Segura
logo whatsApp
Odontologia

 
El frenillo labial es una banda de tejido que conecta el labio superior con las encías. En algunas personas, este tejido puede ser demasiado corto o grueso, lo que puede causar una serie de problemas. En este artículo, explicaremos qué es, cómo puede afectar la salud bucal y cuándo es necesario su tratamiento.

¿Qué es el frenillo labial?

Es una banda de tejido que conecta el labio superior con las encías. Normalmente, este tejido es flexible y permite el movimiento del labio. Sin embargo, en algunas personas, puede ser demasiado corto o grueso, lo que puede causar una serie de problemas.

Afortunadamente, la solución es sencilla. Un profesional dental puede realizar un procedimiento conocido como frenectomía labial, que consiste en cortar el frenillo para aliviar la tensión y permitir una mayor movilidad del labio. Este procedimiento es rápido, sencillo y muy efectivo para resolver los problemas causados por un frenillo labial corto.

¿Cómo puede afectar la salud bucal?

Puede afectar la salud bucal de varias maneras:

  • Problemas de habla: Cuando el frenillo labial es demasiado corto, puede interferir en la articulación de ciertos sonidos y dificultar la pronunciación de algunas palabras.
  • Problemas de alimentación: Los bebés pueden tener dificultades para amamantar si su frenillo labial es demasiado corto, lo que puede interferir en la nutrición adecuada y el desarrollo oral.
  • Problemas estéticos: Si es demasiado grueso o corto, puede crear una separación visible entre los dientes frontales superiores, lo que se conoce como diastema.

 

 

¿Cuándo es necesario el tratamiento?

El tratamiento depende de la gravedad del problema y de cómo esté afectando la salud bucal del paciente. En algunos casos, el frenillo labial no requiere tratamiento y no causa problemas significativos. Sin embargo, en otros casos, puede ser necesario el tratamiento. Algunos de los tratamientos más comunes son:

  • Frenectomía: La frenectomía es un procedimiento en el que se corta o se extirpa completamente. Este procedimiento se realiza bajo anestesia local y suele ser rápido y sencillo.
  • Frenuloplastia: La frenuloplastia es un procedimiento en el que se alarga el frenillo. Este procedimiento se realiza cuando el frenillo es demasiado corto y se necesita un mayor rango de movimiento del labio superior.

También se ha sugerido que ciertos hábitos orales, como la succión del pulgar o el uso prolongado del chupete, pueden contribuir al desarrollo de un frenillo labial corto. Sin embargo, la evidencia científica sobre esta relación es limitada y controvertida.

A continuación, se presentan algunas posibles causas del frenillo labial corto:
  • Factores genéticos: Se cree que la causa principal del frenillo labial corto es la predisposición genética o hereditaria. Es decir, si algún miembro de la familia tiene un frenillo labial corto, es más probable que los descendientes también lo presenten.
  • Posición de la mandíbula: La posición de la mandíbula durante la gestación puede afectar el desarrollo del frenillo labial. Por ejemplo, si la mandíbula está en una posición demasiado hacia adelante, puede ejercer presión sobre el frenillo y hacer que se forme más corto o tenso.
  • Presión intrauterina: La presión dentro del útero puede afectar el desarrollo del frenillo. Si el feto está en una posición que ejerce presión sobre el frenillo, puede hacer que se forme más corto o tenso.
  • Hábitos orales: Algunos hábitos orales, como la succión del pulgar o el uso prolongado del chupete, pueden contribuir al desarrollo de un frenillo. Sin embargo, la evidencia científica sobre esta relación es limitada y controvertida.
Conclusión

Es una banda de tejido que conecta el labio superior con las encías. Cuando es demasiado corto o grueso, puede causar una serie de problemas de salud bucal, como problemas de habla, alimentación y estética. El tratamiento depende de la gravedad del problema y puede incluir la frenectomía o la frenuloplastia. Si crees que tienes un problema con tu frenillo, consulta con tu dentista para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado.