Incrustaciones Dentales - Clinica Dental Sonrisa Segura
logo whatsApp
General Rehabilitación Oral

 

Introducción:

Son una opción popular para restaurar dientes dañados o decayentes. Estas restauraciones personalizadas son duraderas, estéticas y brindan una solución a largo plazo para mejorar la función y la apariencia de los dientes. En este blog, exploraremos en detalle su proceso de colocación y los beneficios que ofrecen.

I. ¿Qué son las incrustaciones dentales?

Es una restauración hecha a medida que se utiliza para reparar dientes con caries extensas o daños moderados. También conocidas como incrustaciones de porcelana, se fabrican en el laboratorio dental y se adhieren al diente dañado para restaurar su forma, función y apariencia.

II. Tipos de incrustaciones dentales

Existen varios tipos de incrustaciones dentales, y cada uno tiene sus propias aplicaciones y ventajas. A continuación, se describen algunos de los tipos más comunes:

  • Incrustaciones de Cerámica o Porcelana:
    • Estas incrustaciones se fabrican con materiales cerámicos que imitan de cerca el aspecto natural de los dientes.
    • Son ideales para dientes frontales o visibles, ya que proporcionan una apariencia estética y una excelente durabilidad.
    • Las incrustaciones de cerámica son resistentes a las manchas y son una opción popular para restaurar dientes en la zona estética de la sonrisa.
  • Incrustaciones de Composite:
    • Fabricadas a partir de resina compuesta, estas incrustaciones ofrecen una apariencia natural y pueden ser una opción adecuada para dientes frontales o posteriores.
    • A menudo se utilizan para dientes que requieren reparaciones menores o que no están tan expuestos a fuerzas masticatorias significativas.
  • Incrustaciones de Metal Precioso:
    • Fabricadas con aleaciones de metales preciosos como el oro, estas incrustaciones son conocidas por su durabilidad y longevidad.
    • Son resistentes a la corrosión y ofrecen una excelente adaptación al diente.
    • Aunque no son estéticas, a menudo se utilizan en molares y premolares, donde la fuerza masticatoria es alta.
  • Incrustaciones de Metal No Precioso (Base No Noble):
    • Estas incrustaciones están hechas de aleaciones metálicas no preciosas y ofrecen una opción de restauración más económica.
    • A menudo se utilizan en molares y premolares donde la estética no es una preocupación principal.
  • Incrustaciones de Zirconia:
    • La zirconia es un material cerámico extremadamente resistente y duradero.
    • Se utiliza para restauraciones dentales posteriores debido a su capacidad para soportar fuerzas masticatorias significativas.
    • La zirconia también es altamente resistente a la abrasión y la fractura.
  • Incrustaciones Adhesivas:
    • Estas incrustaciones se adhieren al diente utilizando un adhesivo dental, lo que permite una conservación máxima de la estructura dental.
    • Son una excelente opción para dientes con caries mínimas o áreas dañadas de menor tamaño.

 

 

III. Proceso de colocación de las incrustaciones dentales

Estas incrustaciones son una opción más conservadora que las coronas dentales, ya que preservan una mayor cantidad de estructura dental sana. Aquí te describo el proceso de colocación de las incrustaciones dentales:

  • Evaluación y Diagnóstico: El primer paso en el proceso es la evaluación de la necesidad de una incrustación dental. Esto implica una revisión del historial dental del paciente, radiografías y una evaluación clínica del diente afectado. Si se determina que una incrustación dental es la opción adecuada, se planificará el procedimiento.
  • Preparación del Diente: Antes de la colocación de la incrustación, el dentista adormece el área circundante con anestesia local para garantizar que el paciente esté cómodo durante el procedimiento. Luego, el diente dañado se prepara mediante la eliminación de la caries y la estructura dental dañada. Se crea una forma específica que permitirá que la incrustación se ajuste perfectamente.
  • Toma de Impresiones: Se toma una impresión del diente preparado para la incrustación. Esta impresión es utilizada por un laboratorio dental para fabricar una incrustación dental personalizada que se adapte de manera precisa al diente.
  • Colocación de una Incrustación Temporal: Mientras se fabrica la incrustación definitiva, se coloca una incrustación temporal en el diente preparado. Esto protege el diente y permite al paciente utilizarlo con normalidad hasta que la incrustación permanente esté lista.
  • Cementación de la Incrustación Definitiva: Una vez que la incrustación dental definitiva está lista, se programa una segunda cita para su colocación. En esta cita, el dentista retira la incrustación temporal y asegura la incrustación permanente en su lugar. El dentista utiliza un cemento dental especial para unir la incrustación al diente preparado.
  • Ajustes y Pulido: Después de la colocación de la incrustación, el dentista realiza ajustes finales para garantizar un ajuste cómodo y una mordida adecuada. Luego, la incrustación se pule para que coincida con el brillo y la textura del diente natural.
  • Revisión y Cuidado Postoperatorio: El dentista revisa el resultado final y ofrece al paciente instrucciones sobre el cuidado y la higiene oral para mantener la incrustación dental y el diente circundante en buen estado. Es importante mantener una buena higiene oral y programar revisiones regulares con el dentista.
IV. Beneficios de las incrustaciones dentales

Aquí están algunos de los beneficios clave de las incrustaciones dentales:

  • Conservación de la estructura dental: Las incrustaciones dentales permiten reparar dientes afectados por caries u otros tipos de daño sin tener que extraer una porción significativa de la estructura dental, como suele ocurrir con las coronas dentales. Esto significa que se conserva la mayor parte del diente natural, lo que es fundamental para la salud bucal a largo plazo.
  • Durabilidad: Las incrustaciones dentales están hechas de materiales fuertes y resistentes, como cerámica o porcelana, que son altamente duraderos. Esto significa que pueden soportar las fuerzas de la masticación durante muchos años sin deteriorarse.
  • Estética: Las incrustaciones dentales son altamente estéticas y se pueden personalizar para que coincidan con el color y la forma de los dientes naturales. Esto permite una restauración que pasa desapercibida y se integra perfectamente con la sonrisa del paciente.
  • Ajuste preciso: Las incrustaciones dentales se crean a medida para cada paciente. Esto garantiza un ajuste preciso y una restauración que se adapta perfectamente a la estructura dental restante.
  • Mantenimiento de la función masticatoria: Las incrustaciones restauran la función masticatoria normal, permitiendo a los pacientes comer y hablar sin restricciones ni molestias.
  • Resistencia a las manchas: Los materiales utilizados en las incrustaciones dentales son resistentes a las manchas y no se decoloran con el tiempo, lo que asegura una sonrisa duradera y atractiva.
  • Menos invasivas: La preparación del diente para una incrustación es menos invasiva en comparación con una corona dental. Se conserva una mayor cantidad de estructura dental sana, lo que es beneficioso para la salud y la longevidad del diente.
  • Adhesión fuerte: Las incrustaciones se adhieren firmemente al diente natural, lo que mejora la estabilidad y la resistencia a la fractura del diente.
  • Resistencia al calor y al frío: Las incrustaciones dentales son resistentes a los cambios de temperatura, lo que significa que no se expanden ni se contraen significativamente con la comida caliente o fría, lo que podría causar fracturas dentales.
  • Recuperación rápida: La colocación de una incrustación dental generalmente implica un proceso más rápido y una recuperación más cómoda para el paciente en comparación con procedimientos más invasivos.
 V. Cuidado y mantenimiento de las incrustaciones dentales

Requieren un cuidado y mantenimiento similar al de los dientes naturales. Es esencial cepillar los dientes dos veces al día, usar hilo dental diariamente y realizar visitas regulares al dentista para exámenes y limpiezas profesionales. Además, se deben evitar hábitos perjudiciales, como morder objetos duros o abrir envases con los dientes.

Conclusión:

Las incrustaciones dentales son una excelente opción para restaurar dientes dañados o con caries extensas. Estas restauraciones personalizadas brindan una solución duradera, estéticamente agradable y funcional para mejorar la apariencia de la sonrisa y la función de masticación. Si tienes dientes dañados o con caries, consulta a tu dentista para determinar si las incrustaciones dentales son adecuadas para ti. Un dentista capacitado podrá evaluar tu caso individual y proporcionarte el tratamiento personalizado que necesitas para obtener una sonrisa saludable y radiante.