La Pericoronitis dental - Clinica Dental Sonrisa Segura
logo whatsApp
Cirugía Maxilofacial

 

Introducción

La Pericoronitis Dental es una condición dental común pero dolorosa que afecta a muchas personas, especialmente a aquellas que tienen los dientes del juicio emergiendo o impactados. Esta infección se produce alrededor de la corona de una muela parcialmente erupcionada y puede causar molestias significativas y complicaciones si no se trata adecuadamente. En este blog, exploraremos qué es la periocoronitis, sus causas, síntomas, tratamiento y cómo prevenir esta afección para mantener una salud oral óptima.

¿Qué es la Pericoronitis Dental?

La Pericoronitis Dental es una infección que afecta la encía que rodea la corona de una muela parcialmente erupcionada, como los dientes del juicio. Cuando los dientes del juicio emergen, a menudo lo hacen parcialmente y de manera irregular, lo que crea un espacio entre la encía y la muela. Esta área puede acumular restos de alimentos y bacterias, lo que lleva a la inflamación e infección de la encía, conocida como periocoronitis.

Factores que Contribuyen a la Periocoronitis

La pericoronitis Dental, esta condición puede causar molestias significativas y debe ser tratada adecuadamente por un profesional de la salud dental. Varios factores pueden contribuir al desarrollo de la periocoronitis:

– Erupción parcial del diente: La periocoronitis suele ocurrir cuando un tercer molar no erupciona completamente y queda parcialmente cubierto por la encía. Esto crea un área donde los alimentos y los desechos pueden quedar atrapados, lo que aumenta el riesgo de infección.

– Acumulación de placa y bacterias: La acumulación de placa dental y bacterias alrededor de la encía parcialmente erupcionada es un factor clave en el desarrollo de la periocoronitis. La placa se acumula en los dientes y las encías, y si no se elimina mediante una higiene oral adecuada, puede llevar a la inflamación e infección.

– Dificultad en la limpieza: Debido a la ubicación detrás de la boca y la dificultad para acceder a los terceros molares, la higiene oral puede ser deficiente en esta área. La falta de una limpieza adecuada puede dar lugar a la acumulación de placa y bacterias.

– Trauma o lesiones: Lesiones en el área de la encía que rodea un tercer molar parcialmente erupcionado, como mordeduras accidentales, pueden dañar la encía y facilitar la entrada de bacterias, lo que puede desencadenar una infección.

– Mala alineación dental: La mala alineación de los dientes puede hacer que los terceros molares no erupcionen correctamente y se atasquen en el tejido circundante, lo que aumenta el riesgo de periocoronitis.

– Edad y desarrollo dental: La periocoronitis es más común en adultos jóvenes y adolescentes, ya que es durante esta etapa de la vida que los terceros molares comienzan a emerger.

– Factores genéticos: Algunas personas pueden tener una predisposición genética a desarrollar periocoronitis debido a la forma en que se desarrollan sus terceros molares y su encía.

Principales Síntomas de la Periocoronitis

Esta afección puede causar molestias significativas y requerir atención dental. A continuación, se describen los principales síntomas de la periocoronitis:

– Dolor y Sensibilidad: Uno de los síntomas más comunes de la periocoronitis es el dolor en la zona afectada. El dolor puede variar en intensidad y suele estar presente al masticar o al presionar la zona de la muela del juicio parcialmente erupcionada. La sensibilidad dental también es común.

– Hinchazón y Enrojecimiento: La inflamación de las encías alrededor de la muela del juicio es otro síntoma característico. Esto puede hacer que las encías se hinchen y se vuelvan enrojecidas. La hinchazón puede extenderse desde la zona de la muela del juicio hacia las áreas circundantes.

– Dificultad para Abrir la Boca: En casos graves de periocoronitis, la hinchazón y el dolor pueden ser tan intensos que dificultan la apertura completa de la boca. Esto puede afectar la capacidad para hablar y comer.

– Mal Sabor o Mal Aliento: La acumulación de bacterias y restos de alimentos alrededor de la muela del juicio inflamada puede causar mal aliento o un sabor desagradable en la boca.

– Secreción de Pus: En situaciones más avanzadas, la periocoronitis puede dar lugar a la secreción de pus desde el área infectada. Esto es un signo de infección activa.

– Ganglios Linfáticos Inflamados: La inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello y la mandíbula es una respuesta del sistema inmunológico al proceso infeccioso en la boca. Pueden sentirse como protuberancias dolorosas bajo la piel.

– Fiebre y Malestar General: En casos severos de periocoronitis, la infección puede causar fiebre y un sentimiento general de malestar. Esto indica una respuesta sistémica a la infección.

 

 

Tratamiento de la Periocoronitis

Esta situación puede dar lugar a la inflamación de las encías circundantes y provocar una infección conocida como periocoronitis Dental. A continuación, se describe el tratamiento típico para esta afección:

– Evaluación y Diagnóstico: El proceso comienza con una visita al dentista para evaluar la situación. El dentista realizará un examen clínico y, posiblemente, tomará radiografías para determinar la ubicación exacta y la causa de la periocoronitis. Esto es esencial para un diagnóstico preciso.

– Limpieza y Drenaje: En muchos casos, la primera etapa del tratamiento consiste en la limpieza y drenaje del área afectada. Esto implica la eliminación de cualquier acumulación de alimentos o bacterias alrededor del diente parcialmente erupcionado y la irrigación del área para eliminar las impurezas.

– Antibióticos: Si la infección es significativa o se ha extendido, el dentista puede recetar antibióticos para combatirla. Los antibióticos ayudan a reducir la inflamación y a controlar la infección.

– Cuidado y Mantenimiento en el Hogar: Se instruye al paciente sobre cómo realizar una higiene bucal adecuada y se le aconseja sobre la importancia de mantener el área afectada lo más limpia posible. Se pueden recomendar enjuagues bucales con agua salina tibia para reducir la inflamación.

– Posible Extracción del Tercer Molar: En casos recurrentes de periocoronitis o cuando la infección es grave, el dentista puede recomendar la extracción del tercer molar problemático. Esto se hace para prevenir futuros episodios de periocoronitis y garantizar la salud bucal a largo plazo.

– Seguimiento: Después del tratamiento inicial y, en caso de que se haya realizado la extracción del diente, se programan citas de seguimiento para asegurarse de que el paciente se está recuperando adecuadamente y para evaluar la eficacia del tratamiento.

Prevención de la Periocoronitis

Aquí te presento algunas pautas importantes:

– Mantenimiento de una buena higiene oral: La base de la prevención es mantener una higiene bucal adecuada. Esto implica cepillarse los dientes al menos dos veces al día y usar hilo dental regularmente para eliminar cualquier acumulación de alimentos y placa bacteriana alrededor de los dientes, incluyendo las áreas de las muelas del juicio.

– Enjuague bucal con agua salina tibia: Enjuagar la boca con agua salina tibia puede ayudar a aliviar la inflamación y reducir la posibilidad de infección. Haz esto varias veces al día o después de cada comida.

– Visitas regulares al dentista: Programa exámenes dentales regulares con tu dentista. El profesional podrá evaluar el estado de tus muelas del juicio y determinar si es necesario tomar medidas preventivas.

– Tratamiento temprano de síntomas: Si experimentas síntomas de periocoronitis, como dolor, inflamación o enrojecimiento alrededor de tus muelas del juicio, busca atención dental de inmediato. El tratamiento temprano puede evitar que la infección empeore.

– Considerar la extracción de las muelas del juicio: En algunos casos, especialmente si las muelas del juicio causan problemas recurrentes, tu dentista puede recomendar la extracción de estas muelas. La extracción puede prevenir futuros episodios de periocoronitis y otros problemas dentales.

– Evitar alimentos y objetos pequeños atrapados: Ten cuidado al consumir alimentos que puedan quedar atrapados alrededor de las muelas del juicio. También, evita usar objetos puntiagudos o palillos de dientes para tratar de eliminarlos, ya que esto puede dañar las encías y aumentar el riesgo de infección.

– No retrasar la atención dental: Si tienes muelas del juicio erupcionando, no ignores los problemas ni dejes que persistan. La atención temprana y la consulta con un profesional de la salud dental son esenciales para prevenir complicaciones.

Conclusión

La Pericoronitis Dental es una infección dental común que afecta a los dientes del juicio emergentes o impactados. La erupción parcial y la falta de espacio en la boca pueden facilitar la acumulación de restos de alimentos y bacterias, lo que lleva a la inflamación e infección de la encía. Es esencial mantener una buena higiene oral y programar revisiones dentales regulares para prevenir la periocoronitis y detectar cualquier problema temprano.

Si experimentas síntomas de periocoronitis, como dolor e inflamación alrededor de los dientes del juicio, es importante consultar a un dentista lo antes posible para recibir un diagnóstico adecuado y recibir el tratamiento necesario. Con la atención y el cuidado adecuados, la periocoronitis se puede tratar eficazmente y prevenir futuras complicaciones para mantener una salud oral óptima y una sonrisa brillante a lo largo del tiempo.