Pericoronaritis - Clinica Dental Sonrisa Segura
logo whatsApp
Cirugía Maxilofacial

 

Introducción:

Es una afección dental común que afecta la zona alrededor de las muelas del juicio parcialmente erupcionadas. Esta inflamación e infección de los tejidos blandos puede causar molestias y dolor en la boca. En este blog, exploraremos en detalle sus causas, síntomas y opciones de tratamiento disponibles.

I. ¿Qué es la pericoronaritis?

Se refiere a la inflamación e infección de los tejidos blandos que rodean la corona de una muela del juicio parcialmente erupcionada. Las muelas del juicio son los terceros molares que suelen aparecer en la boca durante la adolescencia o en la adultez temprana. Cuando la muela del juicio no puede erupcionar completamente debido a la falta de espacio o a una erupción parcial, se crea un bolsillo alrededor de ella que puede retener alimentos y bacterias, lo que puede conducir a la pericoronaritis.

II. Causas de la pericoronaritis

Las causas de la pericoronaritis suelen estar relacionadas con la erupción de los terceros molares y la higiene dental deficiente. A continuación, se detallan algunas de las causas más comunes:

  • Erupción Incompleta: La erupción de los terceros molares a menudo es incompleta o irregular, lo que significa que no pueden salir completamente de las encías. Esta falta de erupción completa puede permitir que los alimentos y las bacterias se acumulen en el espacio alrededor del diente parcialmente erupcionado, lo que aumenta el riesgo de infección.
  • Acumulación de Restos de Comida: La acumulación de restos de comida y partículas de alimentos entre el tercer molar y las encías circundantes puede ser una causa importante de pericoronaritis. Estos residuos proporcionan un entorno propicio para el crecimiento de bacterias y la inflamación.
  • Higiene Bucal Deficiente: La falta de una buena higiene dental, que incluye cepillado y uso de hilo dental regulares, puede contribuir al desarrollo de pericoronaritis. Cuando no se mantiene una buena higiene bucal, las bacterias pueden prosperar y causar infecciones.
  • Presión y Traumatismo: La presión ejercida sobre los dientes vecinos debido a la erupción parcial de los terceros molares puede causar trauma en las encías y contribuir a la inflamación.
  • Infección Bacteriana: Las bacterias orales normales presentes en la boca pueden ingresar en el espacio alrededor del tercer molar parcialmente erupcionado y causar una infección. Esto puede desencadenar la inflamación característica de la pericoronaritis.
  • Factores Anatómicos: La anatomía de la mandíbula y la posición de los terceros molares pueden hacer que algunos individuos sean más propensos a desarrollar pericoronaritis. Si los dientes están muy cerca uno del otro o si el espacio es limitado, es más probable que se acumulen restos de comida y bacterias.

 

 

III. Síntomas de la pericoronaritis

Esta afección puede causar una serie de síntomas incómodos. Aquí te presento una descripción de los síntomas más comunes de la pericoronaritis:

  • Dolor e Inflamación: El síntoma más destacado de la pericoronaritis es el dolor. El tejido inflamado alrededor del diente en erupción puede volverse sensible y doloroso. El dolor puede variar en intensidad, desde una molestia leve hasta un dolor intenso y pulsante.
  • Hinchazón: La inflamación en la zona puede provocar hinchazón de las encías alrededor del diente afectado. La hinchazón es a menudo visible y palpable, y puede dificultar el cierre completo de la boca.
  • Enrojecimiento: Las encías inflamadas suelen presentar un color rojo o enrojecimiento. Esto puede ser un signo de irritación y posible infección.
  • Molestias al Comer o Masticar: Los pacientes con pericoronaritis a menudo experimentan molestias al comer o masticar alimentos, especialmente si los alimentos entran en contacto directo con la zona afectada.
  • Mal Sabor o Mal Aliento: La acumulación de bacterias y restos de alimentos en la zona inflamada puede causar un mal sabor en la boca y mal aliento (halitosis).
  • Sensación de Cuerpo Extraño: Algunas personas pueden sentir como si tuvieran un cuerpo extraño o un objeto extraño atrapado en la zona, lo que puede ser incómodo y desagradable.
  • Fiebre: En casos más graves, la pericoronaritis puede ir acompañada de fiebre, lo que indica una infección más extensa.

 

IV. Tratamiento de la pericoronaritis
  • Enjuagues con agua salada:

Los enjuagues con agua salada tibia pueden ayudar a aliviar los síntomas y reducir la inflamación. Mezcla media cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y realiza enjuagues suaves durante unos minutos varias veces al día.

  • Buena higiene bucal:

Mantener una buena higiene bucal es esencial para el tratamiento y la prevención de la pericoronaritis. Cepíllate los dientes dos veces al día, usa hilo dental diariamente y enjuágate con un enjuague bucal antibacteriano recomendado por tu dentista.

  •  Tratamiento antibiótico:

En casos más graves de pericoronaritis, puede ser necesario un tratamiento con antibióticos para controlar la infección. Los antibióticos pueden ayudar a eliminar las bacterias causantes de la infección y reducir la inflamación.

  • Extracción dental:

En algunos casos recurrentes o graves de pericoronaritis, puede ser recomendable la extracción de la muela del juicio afectada. Esto evita futuros episodios de pericoronaritis y ayuda a mantener una salud bucal óptima.

V. Prevención de la pericoronaritis

La prevención de la pericoronaritis es fundamental para evitar el dolor, la inflamación y las complicaciones asociadas con esta afección. Aquí te explicaré cómo puedes prevenir la pericoronaritis:

  • Buena Higiene Oral: Mantener una buena higiene oral es esencial. Cepilla tus dientes y encías con regularidad utilizando un cepillo de dientes suave y pasta dental. El uso del hilo dental y enjuague bucal también es importante para eliminar la placa y los restos de comida.
  • Visitas al Dentista: Programa visitas regulares a tu dentista para realizar revisiones y limpiezas dentales. Tu dentista puede evaluar la erupción de las muelas del juicio y determinar si existe un riesgo de pericoronaritis.
  • Radiografías Dentales: Las radiografías dentales son una herramienta valiosa para evaluar la posición y la erupción de las muelas del juicio. Tu dentista puede utilizarlas para tomar decisiones informadas sobre la necesidad de extracción o cuidado preventivo.
  • Extracción Temprana: En algunos casos, el dentista o cirujano oral puede recomendar la extracción temprana de las muelas del juicio si se determina que existe un alto riesgo de pericoronaritis. La extracción anticipada puede prevenir futuras complicaciones.
  • Enjuagues de Agua Salada: Enjuagar tu boca con agua tibia y sal después de las comidas puede ayudar a reducir la inflamación y prevenir la acumulación de bacterias en la zona de las muelas del juicio.
  • Evitar la Irritación: Evita morder alimentos duros o afilados que puedan irritar la zona de las muelas del juicio. También, evita masticar chicle en exceso, ya que puede aumentar la irritación.
  • Antibióticos y Analgésicos: Si experimentas síntomas tempranos de pericoronaritis, como dolor o inflamación, consulta a un profesional de la salud dental. Pueden recetar antibióticos o analgésicos para controlar la infección y aliviar el dolor.
  • Educación y Conciencia: Asegúrate de estar informado sobre los riesgos asociados con la erupción de las muelas del juicio. Conocer los síntomas y buscar atención temprana puede prevenir problemas graves.

 

Conclusión:

La pericoronaritis es una afección dental común que afecta las muelas del juicio parcialmente erupcionadas. El dolor, la inflamación y la infección son síntomas característicos de la pericoronaritis.