Sellantes dentales - Clinica Dental Sonrisa Segura
logo whatsApp
General

 

Introducción:

Son una herramienta efectiva para prevenir las caries y proteger los dientes, especialmente en niños y adolescentes. Son recubrimientos protectores que se aplican en las superficies de los dientes posteriores, donde la acumulación de placa y la formación de caries son comunes. En este blog, exploraremos qué son los sellantes dentales, cómo se aplican y cuáles son sus beneficios en términos de prevención de caries y mantenimiento de una sonrisa saludable.

¿Qué son los sellantes dentales?

Son resinas plásticas delgadas y transparentes que se aplican en las superficies de masticación de los dientes posteriores, como molares y premolares. Estos dientes tienen surcos y fisuras naturales donde las bacterias y los residuos de alimentos pueden acumularse, lo que aumenta el riesgo de caries. Actúan como una barrera protectora al sellar estos surcos y fisuras, evitando que los alimentos y las bacterias se acumulen y causen caries.

¿Cómo se aplican los sellantes dentales?

La aplicación de sellantes dentales es un procedimiento simple y no invasivo que se realiza en el consultorio dental. Aquí se describe el proceso general:

  1. Preparación: El dentista limpiará y secará el diente que recibirá el sellante dental.
  2. Acondicionamiento: Se aplicará un gel especial en la superficie del diente para prepararlo y facilitar la adhesión del sellante.
  3. Aplicación: Una vez que el diente esté listo, se aplicará el sellante dental líquido en los surcos y fisuras. El sellante se extenderá y se adhiere a la superficie del diente.
  4. Endurecimiento: Para que el sellante se endurezca y se adhiera completamente al diente, se utilizará luz especial, como una luz de fotopolimerización.

 

 

 Beneficios de los sellantes dentales
  • Protección contra la caries dental: Crean una barrera física en las superficies de los dientes, cubriendo las fisuras y surcos profundos donde la placa bacteriana y los restos de alimentos pueden acumularse y provocar caries. Al sellar estas áreas, los sellantes previenen la formación de caries y protegen los dientes de la descomposición.
  • Fácil de aplicar: El procedimiento de sellado dental es rápido y sencillo. No se requiere anestesia ni preparación invasiva del diente. El dentista o higienista dental limpia la superficie del diente, aplica el sellante y lo endurece con una luz especial. Es un proceso indoloro y generalmente se puede completar en una sola visita.
  • Adecuado para todas las edades: Si bien son especialmente beneficiosos para los niños y adolescentes, ya que sus dientes permanentes aún están en desarrollo, los adultos también pueden beneficiarse de ellos. Cualquier persona que tenga dientes con fisuras y surcos profundos puede considerar los sellantes dentales como una medida preventiva adicional contra la caries dental.
  • Durabilidad a largo plazo: Pueden durar varios años con el cuidado adecuado. Durante las visitas regulares al dentista, se verificará la integridad de los sellantes y se pueden realizar retoques o reaplicaciones según sea necesario.
  • Mejora de la higiene dental: Al sellar las superficies de los dientes, los sellantes dentales facilitan la limpieza y el cepillado. Los dientes sellados son más suaves y menos propensos a retener placa y bacterias, lo que facilita el mantenimiento de una buena higiene oral.
Ahorro de costos a largo plazo:

Al prevenir la formación de caries, los sellantes dentales pueden ayudar a evitar tratamientos dentales más costosos, como empastes o tratamientos de conducto, en el futuro. Invertir en sellantes dentales puede resultar en ahorros significativos a largo plazo en términos de costos de atención dental.

Es importante tener en cuenta que no son una solución definitiva y no reemplazan una buena higiene oral, que incluye cepillado regular, uso de hilo dental y visitas dentales periódicas. Sin embargo, son una medida complementaria eficaz para proteger los dientes contra la caries dental, especialmente en áreas difíciles de limpiar con el cepillo de dientes. Consulta a tu dentista para determinar si los sellantes dentales son adecuados para ti o tus hijos.

En conclusión:

Los sellantes dentales son una medida preventiva efectiva para proteger los dientes contra la caries dental. Al sellar las fisuras y surcos en las superficies de los dientes, los sellantes crean una barrera protectora que evita la acumulación de placa y bacterias, reduciendo así el riesgo de caries.