¿Qué es la mordida abierta? - Clinica Dental Sonrisa Segura
logo whatsApp
Cirugía Maxilofacial

 

Introducción:

Es una maloclusión dental que se caracteriza por la falta de contacto entre los dientes superiores e inferiores al cerrar la boca. Esta condición puede tener diversas causas y puede afectar tanto la función oral como la estética facial. En este blog, exploraremos en detalle qué es la mordida abierta, sus posibles causas, las consecuencias asociadas y las opciones de tratamiento disponibles.

¿Qué es la mordida abierta?

Se produce cuando hay un espacio visible entre los dientes superiores e inferiores al cerrar la boca. Puede afectar tanto a los dientes frontales como a los dientes posteriores. Esta condición puede ser hereditaria o desarrollarse debido a hábitos orales perjudiciales, como chuparse el pulgar, usar chupete más allá de una cierta edad o empujar constantemente la lengua contra los dientes al tragar.

Causas

En lugar de que los dientes superiores e inferiores encajen de manera adecuada, hay un espacio visible entre ellos, lo que puede causar dificultades en la masticación y problemas estéticos. A continuación, se describen algunas de las causas más comunes de la mordida abierta:

  • Hábitos orales perjudiciales: Uno de los factores más frecuentes que contribuyen son los hábitos orales perjudiciales en la infancia. Chuparse el dedo, usar un chupete o chuparse el labio puede ejercer presión constante sobre los dientes y afectar su alineación, lo que lleva a la mordida abierta.
  • Crecimiento anormal de los maxilares: En algunos casos, ppuede deberse a un crecimiento anormal de los maxilares superior e inferior. Si uno de los maxilares crece más rápido que el otro o si se desarrolla en una posición anormal, puede causar una mordida abierta.
  • Pérdida prematura de dientes: La pérdida temprana de dientes primarios o permanentes, especialmente los molares posteriores, puede afectar la alineación de los dientes restantes y conducir a una mordida abierta. Esto puede ocurrir debido a caries dental no tratada o traumatismos.
  • Hábitos de succión del pulgar: El hábito de chuparse el pulgar o los dedos a una edad avanzada puede ejercer una presión constante en los dientes superiores e inferiores, lo que contribuye a la mordida abierta.
  • Problemas genéticos: Algunas personas pueden tener una predisposición genética a la mordida abierta, lo que significa que la afección se hereda de la familia. Esto puede deberse a características faciales heredadas que afectan la alineación dental.
  • Trastornos del desarrollo óseo: En casos menos comunes, trastornos del desarrollo óseo, como la displasia cleidocraneal, pueden influir en la formación y el crecimiento de los huesos de la cara y del cráneo, lo que puede resultar en una mordida abierta.
  • Hábitos de deglución inadecuados: La forma en que una persona traga puede influir en la posición de los dientes y la mandíbula. Los hábitos de deglución inadecuados pueden contribuir al desarrollo de una mordida abierta.

 

 

Consecuencias

A continuación, se detallan algunas de las consecuencias de la mordida abierta:

  • Problemas en la Masticación: Puede dificultar la capacidad de masticar adecuadamente los alimentos. Esto puede llevar a una masticación ineficiente, lo que, a su vez, puede dificultar la digestión y la absorción de nutrientes esenciales.
  • Problemas del Habla: También puede afectar el habla, ya que los dientes juegan un papel importante en la pronunciación de ciertos sonidos. Pueden surgir problemas de articulación y dificultades en la comunicación oral.
  • Desgaste de los Dientes: La falta de contacto entre los dientes puede dar lugar a un desgaste irregular de las superficies dentales. Los dientes que no están en contacto adecuado pueden experimentar una mayor carga de estrés en ciertas áreas, lo que puede provocar desgaste prematuro y problemas en el esmalte dental.
  • Problemas Estéticos: Las mordidas abiertas a menudo se asocian con problemas estéticos, ya que pueden resultar en una apariencia facial inarmónica y en una sonrisa que no luce tan atractiva como debería.
  • Trastornos Temporomandibulares (TMJ): Puede aumentar el riesgo de trastornos de la articulación temporomandibular, que pueden causar dolor en la mandíbula, dificultad para abrir y cerrar la boca, dolores de cabeza y otros síntomas incómodos.
  • Dificultades Respiratorias: En algunos casos, puede estar relacionada con problemas respiratorios, como la respiración bucal, lo que puede afectar la calidad del sueño y la oxigenación adecuada del organismo.
  • Problemas de Autoestima: Puede afectar la autoestima y la confianza en sí mismo de una persona debido a la preocupación por su apariencia y los posibles problemas asociados con la condición.
  • Dificultades en la Ortodoncia: Si una persona con una mordida abierta necesita ortodoncia, el tratamiento puede ser más complicado y llevar más tiempo en comparación con personas con una oclusión normal.
Opciones de tratamiento para la mordida abierta:

Tratar una mordida abierta es esencial, ya que puede causar problemas funcionales y estéticos si se deja sin tratamiento. A continuación, se presentan algunas opciones de tratamiento para la mordida abierta:

  1. Ortodoncia:
    • La ortodoncia es un tratamiento común para corregir la mordida abierta. Los aparatos ortodónticos, como brackets y alineadores transparentes, se utilizan para mover los dientes a sus posiciones ideales.
    • El ortodoncista diseñará un plan de tratamiento específico para cada paciente, utilizando fuerzas suaves para cerrar la mordida abierta gradualmente.
  2. Elásticos Intermaxilares:
    • En algunos casos, se pueden utilizar elásticos intermaxilares en combinación con ortodoncia para cerrar la mordida abierta. Estos elásticos se conectan entre los brackets de los dientes superiores e inferiores y aplican una fuerza para mejorar la alineación.
  3. Cirugía Ortognática:
    • En situaciones más severas o cuando la mordida abierta es de origen esquelético, puede ser necesario recurrir a la cirugía ortognática.
    • Este procedimiento combina la ortodoncia con cirugía maxilofacial para corregir la posición de los maxilares y los dientes, lo que a menudo es la solución más efectiva para casos complejos.
  4. Terapia de Habla y Terapia Orofacial:
    • En algunos casos, especialmente en pacientes más jóvenes, se puede recomendar terapia de habla y terapia orofacial.
    • Estos enfoques terapéuticos se utilizan para mejorar la función muscular y la coordinación de los músculos orofaciales, lo que puede contribuir a la corrección de la mordida abierta.
  5. Extracción de Dientes:
    • En situaciones específicas, se pueden extraer dientes para aliviar la mordida abierta, especialmente si hay una maloclusión grave y no hay suficiente espacio en la boca.
  6. Terapia de Mantenimiento a Largo Plazo:
    • Después del tratamiento, se suele recomendar una terapia de mantenimiento a largo plazo, que puede incluir el uso de retenedores para asegurarse de que los dientes mantengan su nueva posición.
En conclusión:

La mordida abierta es una maloclusión dental que se caracteriza por la falta de contacto entre los dientes superiores e inferiores al cerrar la boca. Puede ser causada por factores genéticos, hábitos orales perjudiciales o problemas respiratorios.

La mordida abierta puede tener consecuencias negativas en la función oral, como dificultades en la masticación y la pronunciación del habla, así como problemas en la articulación temporomandibular y desgaste dental anormal. Además, afecta la estética facial y puede influir en la confianza y autoestima de una persona.

Es importante buscar atención profesional si se presenta una mordida abierta, ya que existen opciones de tratamiento disponibles. El ortodoncista o el dentista especializado en ortodoncia pueden evaluar el caso individualmente y desarrollar un plan de tratamiento adecuado. Esto puede incluir el uso de aparatos ortopédicos y ortodoncia para corregir la posición de los dientes y lograr una mordida adecuada.